Repara lanza un nuevo vídeo de falsas creencias sobre los abusos

En su renovada web, el Proyecto Repara incluye un vídeo de falsas creencias sobre los abusos, que sigue la estela del publicado el pasado mes de febrero en el que subrayaba que «la denuncia ayuda» a la Iglesia, que «un solo de caso de abusos ya son demasiados» o que «el dolor de las víctimas no prescribe».

Fruto de su trabajo diario, el proyecto de atención a víctimas y prevención de abusos de la archidiócesis de Madrid saca otro más general centrado en diferentes prejuicios sobre quienes cometen los abusos y quienes los sufren.

En relación a los victimarios, Repara reconoce que, aunque «la mayoría de las veces son hombres», no es algo exclusivo de ellos, y que los abusos son cometidos tanto por personas heterosexuales como homosexuales. «En el abuso sexual hay una relación de dominación y una dimensión afectiva que no dependen de la orientación sexual. No hay una correlación directa entre el abuso sexual de menores y la homosexualidad», asevera.

Además, detalla que quienes abusan «no necesariamente sufren patologías mentales» y que incluso son personas «encantadoras» que «se ganan la confianza de las víctimas», al tiempo que abunda en que «los abusos rara vez son cometidos por extraños» porque «se basan en una relación de poder que requiere cierta confianza». Es más, añade, «en la mayoría de los casos, quienes abusan son personas conocidas, cercanas en distinto grado».

Respecto a las víctimas, el proyecto niega categóricamente que los abusos sexuales a menores sean poco frecuentes o afecten solo a las niñas. «El abuso sexual infantil es un problema silenciado que hay que visibilizar», remarca, poniendo el foco en que no es fácil «de detectar ni de revelar», pues «el secreto es el arma con la que chantajea quien abusa», y en que siempre «debe ponerse en conocimiento de las autoridades».

En este sentido, en el vídeo también se señala que el abuso es «un problema global que afecta a todas las generaciones y a todos los contextos económicos y sociales», muchas veces en el ámbito intrafamiliar, y que «la sociedad debe oponerse activamente».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.