El Proyecto Repara, puesto en marcha en enero de este año por el Arzobispado de Madrid para el reconocimiento, prevención, atención y reparación a víctimas de cualquier tipo de abuso y violencia, ha diseñado un curso básico de formación para prevenir y ofrecer claves para la atención de estas situaciones, que se impartirá online desde la Escuela Diocesana de Evangelizadores. Está destinado a parroquias, animadores y catequistas de infancia y juventud, movimientos de implantación diocesana y grupos educativos.

El objetivo es que en un plazo corto de tiempo todos los espacios diocesanos tengan agentes de pastoral o responsables que hayan realizado esta formación, la difundan y sean avalados como espacios seguros por el sello Repara. El aval será garantía de proactividad en la prevención de abusos y atención a sus víctimas, lo que ayudará a paliar sus consecuencias.

De esta manera se complementará la atención a todas las personas que llegan al centro en busca de ayuda con la reflexión sobre la centralidad de las víctimas, las causas y las consecuencias de los abusos, el conocimiento de los protocolos y la oferta de cauces de sanación, algo que es un compromiso de toda la Iglesia.

Para presentar el curso y los contenidos de los tres módulos, que se lanzarán en 2021, el pasado 23 de octubre se organizó un encuentro con las siguientes intervenciones:

Presentación de Repara. Miguel García-Baró, coordinador del proyecto.

 

El relato de las víctimas. Raquel Romero, representante de Betania.

PDF de la presentación

 

¿Qué entendemos por abuso? José Luis Segovia, vicario para el Desarrollo Humano Integral e Innovación y responsable del asesoramiento jurídico de Repara.

 

¿Cómo afecta el abuso psicológicamente a la persona que lo sufre? Valentín Rodil, coordinador de la atención terapéutica de Repara. Incluye cierre del cardenal Osoro.